Categoría :

Besos, caricias y susurros son parte de la vida íntima, pero, ¿lo son todo? De acuerdo con la sexóloga Fortuna Dichi, autora del libro “Guía de placeres para mujeres”, la clave para una buena relación sexual es la creatividad, la sorpresa y la diversión.

Hacer que el sexo sea más divertido puede influir en el placer de ambos miembros de la relación. Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Nueva York en Estados Unidos, evaluó el efecto de una sonrisa sobre personas que no se conocían: como resultado se obtuvo que este gesto no sólo ocasionaba mayor acercamiento emocional sino que generaba más atracción sexual.

Que empiece el juego…

Según una investigación publicada por laInternational Communications Research, 59 % de las personas encuestadas (hombres y mujeres) manifestaron el deseo de hacer su vida sexual más divertida y lúdica.

Lo primero es abandonar las ideas del «rendimiento» y de la «perfección», porque alejan la idea del disfrute y hace que el sexo se parezca demasiado a la responsabilidad. No lo olviden: nadie «tiene que» cumplir con tanto tiempo, con determinadas posiciones o con ciertas medidas en la intimidad. Darse el margen para jugar, reír y relajarse ayuda a que la magia aparezca naturalmente.

Pero claro, muchas personas tienen miedo de cambiar su rutina íntima, no importa qué tan aburrida les resulte. Por ello te presentamos algunos consejos para hacer el sexo más divertido. ¡Anímate a probarlos!

1. Sigue tu instinto. Ese estereotipo de que los hombres son los únicos que anhelan algo nuevo en la cama es muy falso. De hecho, las mujeres son aún más propensas a buscar la novedad sexual, dice Walsh. Rompan la rutina, para ello pueden hacer una  lista de deseos sexuales y compartirlos, experimentar diferentes posturas o tener relaciones antes de ir al trabajo.

2. Juega a la fantasía. ¿No sabes cómo plantearle a tu pareja el que deseas probar cosas nuevas? Pon lo que te gustaría hacer en el contexto de una fantasía o un sueño sexy que involucre a tu pareja, así lo indica el terapeuta sexual Ian Kerner, autor de «She Comes First». Por ejemplo, puedes decirle que tenías un sueño loco y caliente sobre sexo en la ducha la noche anterior. Tu pareja seguro aceptará la indirecta para hacerlo realidad.

3. Estado de ánimo. Dependiendo del estado de ánimo que te encuentres, se creativo con tu estilo de sexo, dice Kerner. Ejemplo, si te sientes un poco tímido o necesitas caricias escoge la postura del misionero; si estás estresada o  con lucha energía prueba con posturas en las que domines.

4. Es tu turno. Hacer el preludio más divertido al convertirlo en un juego de donante y receptor, puede sorprenderlos a los dos. Decide cuánto tiempo se dedicaran uno al otro, complacer a la pareja puede ser muy excitante.

5.  Vestirse para la ocasión. Sé un personaje totalmente diferente a quien eres, para ello puedes emplear una peluca,  antifaz o un maquillaje diferente, las opciones son ilimitadas.

6. Cambio de escenario. Como la Dra. Laura Berman dijo a Everyday Health, “Sólo por tener sexo en un lugar nuevo (y en algún lugar un poco escandaloso) puedes salir de la rutina sexual y encontrar tu gusto por la aventura!”. ¡Hay un mundo enorme fuera del dormitorio! Visitar un motel, sobre todo si tiene habitaciones con distintas decoraciones, puede ser una buena alternativa. Pero si van en el carro, si están en el sofá, o en el comedor de casa: ¡adelante! Recuerden que se trata de un juego, procuren que sea divertido y un poco arriesgado.

7. Algo de ropa también estimula. “Viste lencería o un conjunto sexy al tener relaciones sexuales, deja la ropa interior ordinaria de lado,” comenta la terapeuta sexual Vanessa Marin. En tiendas especializadas pueden encontrar piezas elegantes y atractivas, para hombres y mujeres: algunas cubren lo suficiente del cuerpo para dejar un poco a la imaginación, otras son más explícitas, con transparencias o la entrepierna abierta. Pero asegúrense de que no les estorbe durante el sexo.

8. Todo entra por los ojos. Como explica Ian Kerner, “ver porno juntos es una manera excelente para iniciar la excitación que conduce al deseo sexual. Acércate como si estuvieras cambiando entre canales y explora todo tipo de pornografía”. En ocasiones esto puede resultar delicado al comienzo, ya que las mujeres son menos visuales que los hombres a la hora de tener sexo (sí, por eso es que son ellas las que suelen insistir en hacerlo a oscuras): si genera incomodidad, traten de buscar en internet pornografía amigable para mujeres, o lean ficción erótica el uno al otro.

Y recuerden: en la sexualidad todo está permitido. Incluso equivocarse, cometer torpezas, reír juntos y volver a empezar. ¡Dejen las presiones a un lado!

Fuentes: salud180.com, psicologoarmandoarafat.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *