Categoría :

El sexo es una de las partes más importantes en una relación de pareja. Para que todo vaya como la seda, las relaciones íntimas son otro de los pilares fundamentales que debemos cuidar y tener en cuenta. Por eso, es normal que nos preocupe si nuestra pareja lo pasa bien o mal en la cama. Además, es un gran indicador para saber si la pasión entre ambos sigue tan viva como el primer día.

Cuando tenemos intimidad con la otra persona, solemos captar algunas señales que nos dicen si ha disfrutado o no. Sin embargo, esto no siempre tiene por qué ser así, sobre todo para quienes les cuesta más descifrar el lenguaje no verbal. Por eso, siempre es bueno contar con una ayuda extra: con los tips que siguen, aprende a descifrar las claves para descubrir si tu pareja no ha disfrutado tanto como crees en la cama.

Comunicación mientras están en la cama

Una de las claves para saber si tu pareja ha disfrutado o no en la cama, es saber si tienen una buena comunicación. Si, cuando están en plena intimidad no puede contener las ganas de decirte cosas, será una señal inequívoca de que le gustas, siente pasión y la pasa bien contigo.

Cuando estamos manteniendo un encuentro sexual, nuestros sentidos se relajan y, lo más probable, es que digamos todo lo que pensamos. El filtro mental lo perdemos. Por eso, si dice de forma abierta lo que piensa o siente, y esto es bueno, será una clave perfecta para saber que disfruta a tu lado.

Algunas de las cosas que podría decir para que sepas lo bien que está contigo son expresiones como «te quiero», «me encantas», «estás guapo o guapa», etc. Si no duda en expresar sus sentimientos, sin duda la relación va por muy buen camino, incluyendo el ámbito más íntimo.

La mirada, un indicador de una pareja fuerte

Otra de las cosas que más debe llamar tu atención para saber si tu pareja se siente a gusto contigo y disfruta cuando están en la cama, es la mirada. De hecho, se considera una de las claves y señales más importantes a la hora de mantener una relación, sobre todo en el plano sexual.

Por eso, si le está gustando el momento íntimo contigo y, además, existe una conexión más allá de lo físico entre ambos, te mirará directamente a los ojos, sin ningún tipo de vergüenza o pudor.

Cuando queremos descubrir una mentira, nos fijamos en si la otra persona nos mira a los ojos o, por el contrario, evade la mirada. Es decir, cuando no nos quita los ojos de encima, es una señal de que, sinceramente, disfruta estando a nuestro lado.

Los besos y abrazos, clave en la intimidad

Si tu pareja lo pasa excelente contigo en la cama, lo notarás a través de sus besos. Cuanta más pasión haya entre ambos, más profundos serán los besos. La excitación también se suele expresar de esta forma, por lo que es un indicativo excelente de que la intimidad está funcionando.

Otro indicador fuerte es el abrazo. Una vez que hayan terminado el acto sexual, debes fijarte en si se queda contigo y te abraza como si se hubiera parado el tiempo. En el caso de que se levante y se vaya o se distraiga con otros quehaceres, puede que no esté disfrutando tanto como piensas contigo en la cama.

Si se queda, esto quiere decir que desea seguir manteniendo el contacto con tu cuerpo. Es decir, no quiere despegarse ni un segundo de ti. El momento ha sido especial para tu pareja, por lo que desea alargarlo el máximo tiempo posible. Es un índice de conexión íntima mucho más allá de lo físico y lo sexual. Además, demuestra satisfacción, por lo que también sabrás que lo ha pasado genial.

Tu pareja no tiene problema con estar desnuda

Uno de los indicadores más importantes en los que no solemos reparar, es el hecho de que nuestra pareja no sienta vergüenza al desnudarse ante nuestros ojos. Si alguien está cómodo/a con una persona cuando terminan de mantener una relación íntima, no habrá problema en quedarse desnudo/a todo el tiempo que haga falta.

En caso contrario, querrá vestirse lo más rápido posible y marcharse. Sin embargo, si quiere permanecer más tiempo contigo y ni siquiera se acuerda de la ropa cuando terminan, es señal de que están en un momento inmejorable y de que la pasión no ha disminuido ni un ápice con respecto al principio. Siguen estando satisfechos.

En este sentido, hay personas incluso que deciden quedarse desnudas mientras comienzan una conversación diferente o hacen otras cosas. Una señal clara de confianza por parte de nuestra pareja, así como de comodidad, es la de pasear desnudo o desnuda por la casa después de haber mantenido relaciones sexuales. No habrá vergüenza ni pudor porque hay respeto mutuo.

Te cuenta cómo disfruta en la cama sin que preguntes

La señal más clara, por supuesto, es cuando tu propia pareja es la que te hace saber lo mucho que ha disfrutado en la cama. Si no le da vergüenza expresar sus sentimientos justo al acabar, no hay duda de que está más que satisfecho/a contigo.

La honestidad es una de las claves que hay que cuidar en una relación. Por eso es importante tener en cuenta todo lo que la otra persona nos dice cuando se sincera y tenerlo en cuenta para mejorar o perfeccionar, siempre que sea de mutuo acuerdo.

Cuando acaban de mantener relaciones sexuales, existe la posibilidad de que sea una persona abierta que se atreva a confesarte qué le ha parecido. Si lo hace y la valoración es positiva, no hay duda de que dice la verdad. Esta es la mejor forma de conocer sus pensamientos. Sin embargo, no todas las personas deciden expresarse del mismo modo, por lo que tendremos que estar más atentos a su lenguaje no verbal.

Fuente: moncloa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *