Categoría :

El sexo, tomando en cuenta las precauciones adecuadas, es una actividad muy saludable. En todo sentido. Y eso incluye, por supuesto, al sexo anal, que para muchas personas es un gran motivo de curiosidad aunque no todas se atrevan a confesarlo o llevarlo a la práctica.

¿Quieres un dato estimulante? El ano tiene la segunda concentración más alta de terminales nerviosas del cuerpo humano, por lo que puede resultar muy placentero estimular esa zona, siempre que se lo haga con la delicadeza y los cuidados necesarios.

En todo caso, el sexo anal es una fuente alternativa de placer para muchos, pero hay que ir con precaución ya que también implica algunos riesgos. Por eso, en caso de que quieras probarlo por primera vez, o mejorar alguna experiencia no del todo positiva, te acercamos estos consejos. Veamos:

1- Utilizar siempre preservativo

A través del sexo anal se puede contraer infecciones si no se utiliza preservativo, ya que las paredes del ano y del recto se rompen con cierta facilidad, produciendo pequeñas heridas a través de las cuales las bacterias y los virus pueden llegar al torrente sanguíneo. Además, dichas paredes son absorbentes, por lo que la sangre o el semen de la pareja sexual puede entrar en nuestro organismo a través de la mucosa anal aunque no exista ninguna herida.

2- Emplear un lubricante adecuado

Para evitar una penetración dolorosa es fundamental utilizar mucho lubricante, tanto en el ano como en los dedos y, posteriormente, en el pene.

Su uso facilita que la fricción no produzca heridas. Es aconsejable que el lubricante sea de base acuosa, es decir, que se disuelva en agua para evitar que dañe el látex del preservativo. Por el contrario, deben descartarse productos como la vaselina, que son de base oleosa (derivados del petróleo) y no solo pueden romper los condones sino también provocar irritaciones en la piel.

Detalle importante: en el caso del sexo anal, NUNCA será suficiente lubricante. Es más, entre más uses, ¡mejor! Recuerda que el ano no crea su propia lubricación, así que deberás proveerla tú.

3- Trabajar para que el esfínter se dilate y la persona se relaje

La penetración debe iniciarse muy despacio para dar tiempo a la otra persona a relajarse. Inspirar y espirar facilita que los músculos del ano se relajen. También puede ser de ayuda masturbar previamente el ano, con los dedos o algún juguete sexual (y MUCHO lubricante), para que se acostumbre a la penetración.

Recuerda además que esta práctica puede ser placentera para ambos sexos: tanto el punto G de la mujer como la próstata del hombre, pueden estimularse por la penetración anal, lo cual resulta en orgasmos mucho más intensos.

Cuanta más confianza e intimidad tengas con tu pareja sexual, más fácil será relajarse, y esto ayudará a que el esfínter pueda dilatarse y la penetración no sea dolorosa. Además puedes encontrar lubricantes específicos, que incluyen una dosis de analgésico que también ayuda a evitar las sensaciones desagradables.

4- No hacer movimientos bruscos

Una vez se hayan introducido los dedos o el pene, no se deben hacer movimientos bruscos. Si el ano se contrae, tenemos que esperar a que se vuelva a relajar para sacar lo que hayamos introducido, de lo contrario haremos daño a nuestra pareja.

La regla más importante del sexo anal es: no hay diversión si hay dolor. De veras, si te está doliendo, ¡detente! Será incómodo al principio, es más, hasta te dará miedo, pero es importante relajarte y tener una buena comunicación de pareja para seguir adelante.

5- Higiene y seguridad

Antes de tener sexo anal, podría ser una buena idea hacerse una enema, aunque no es completamente necesario. Esa enema la puedes conseguir fácilmente en cualquier farmacia, y si te da mucha pena, puedes limpiarte con toallitas para bebé. ¿Por qué la recomendación? Porque el ano sigue siendo el ano, y hay materia fecal dentro, pero tan sólo un poco. Y luego de la limpieza, volver al punto 1: usar SIEMPRE preservativo.

Fuentes: cuidateplus.marca.com, mx.emedemujer.com, soho.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *