Categoría :

Los grandes eventos futbolísticos, como la Copa América que inicia este domingo, parecen alterar el comportamiento de los sudamericanos entre las sábanas. La polémica está servida.

El sexo parece ser el gran damnificado del «fenómeno fútbol». Y no sólo por cuenta de técnicos que les prohibieron a sus jugadores mantener contacto sexual con sus parejas, sino porque un buen número de fanáticos prefieren estar frente al televisor antes que entre las sábanas, cuando tiene lugar un evento deportivo de gran importancia. Una encuesta realizada en Europa demostró que el 72% de los aficionados prefieren ver un partido de fútbol antes que un encuentro sexual.

La idea de que el sexo no es compatible con el deporte surgió en la antigua Grecia. Los griegos consideraban que el semen era la fuente de la fortaleza masculina y sacarlo suponía un desgaste energético. El estudio “Does sex the night before a competition decrease performance?” publicado por la revista Clinical Journal of Medicine, dice que “la abstinencia previa a una competencia deportiva es un mito”. La publicación señala que “el sexo desestresa y, al contrario de lo que dicen algunos directores técnicos, ayuda a los jugadores a liberar tensiones y concentrarse en los momentos más decisivos. De hecho, aunque no lo confiesen, algunos deportistas se masturban antes de una competencia justo para rebajar el estrés.

Uwe Hakes, entrenador alemán de atletismo, aseguró que el sexo es cuestión de género, pues mientras en las mujeres resulta una herramienta para dar energía y es muy recomendable, en los hombres provoca el efecto contrario. Señala que muchas deportistas de alto rendimiento tienen sexo antes de una competencia importante.

Hay médicos que dicen que no es el sexo en sí lo que preocupa a los entrenadores, sino las condiciones en las que se tiene. “Tener una relación sexual normal no es el problema, sino la estabilidad emocional del atleta, y ahí el sexo puede no ayudar. Los deportistas son seres humanos, con problemas, jóvenes que también son vulnerables, como todos, y muchas veces un encuentro sexual no resulta ideal y puede afectarnos”, explicó Dan Donovan, deportólogo estadounidense al periódico Sunday Times.

Pero no en todas las concentraciones no habrá sexo. Luiz Felipe Scolari, ex entrenador de Brasil, dijo que “el sexo durante un Mundial es absolutamente normal”. En su momento lo respaldaron algunos de sus colegas europeos, como Didier Deschamps, quien les dijo a sus jugadores de la selección francesa que no tenían “prohibido nada”. Mientras que Cesare Prandelli, de Italia, permitió a sus dirigidos viajar acompañados de esposas, novias e hijos.

Un tercer tiempo

El problema es que la falta de sexo podría alcanzar hasta a quienes no juegan. La mayoría de aficionados de este deporte en el mundo han confesado que prefieren ver un buen partido a una relación sexual. Muchos incluso les han sacado tarjeta roja a sus parejas durante los encuentros deportivos. ¿Acaban estos grandes eventos con la vida sexual?

El tema incluso llegó a preocupar a los empresarios del mercado erótico en Brasil (país anfitrión de la Copa América que comienza esta semana). Durante el Mundial de Fútbol de Brasil 2014, Paula Aguiar, presidenta de la Asociación Brasileña de Empresas de Mercado Erótico, les pidió a los fanáticos “no nos olvidemos de hacer el amor”.

La propuesta es que haya mucho amor y sexo. “Todo el mundo está pegado a la televisión viendo fútbol y se olvidan un poco de lo demás, pero hay que recordar hacerse cariños”, agregó Aguiar.

Por el contrario, los dueños de moteles de ciudades como Rio Grande do Sul están seguros de que el sexo irá en aumento. “Cuando la selección juega, el motel se llena”, aseguró Diego Winterhalter, dueño de un hotel para parejas. El lema de los promotores del sexo durante esta clase de torneos es “hoy es día de juego… y habrá tercer tiempo”.

Cifras

85%  Es la frecuencia de relaciones sexuales de los suramericanos a la semana

40% Se calcula que puede caer dicho promedio durante los torneos deportivos de gran importancia

19,7 Minutos es la duración promedio de una relación sexual en Suramérica

10 Minutos es el tiempo promedio durante mundiales o torneos importantes, según sexólogos, que calculan que para no tener problemas con la pareja hay que “cumplir”.

Fuente: elespectador.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *