Categoría :

Los juegos previos son un condimento indispensable de todo encuentro íntimo. ¿El objetivo? Llevar a tu pareja al límite de sus sentidos y dejar que te conduzca al mismo sitio. Hoy te acercamos 10 claves -cinco para ellas, cinco para ellos- para que hagas del sexo oral un juego inolvidable cada vez que lo practiques. Pero eso sí: ¡no temas experimentar más allá de estos consejos!

Para ellas: delicadeza e intensidad creciente

1- Descubre qué le gusta

No importa qué tanto conozcas de la vagina, o no, CADA mujer es diferente. Si a tu ex le encantaba la estimulación del clítoris y la penetración con los dedos, no quiere decir que todas quieran lo mismo. Por eso mismo, el primer paso debería ser: preguntarle qué le gusta. Si ni ella tiene experiencia, la única opción que tienen es experimentar. Pero si ella ya sabe más o menos qué le funciona, pídele un par de #tips, que les convenga a ambos.

2- Un poco de coquetería

La mujer no puede llegar al orgasmo sin al menos un poco de juego previo. Y aunque el sexo oral es parte del juego previo, todavía se necesita un poco más de estimulación emocional y física. En lugar de dirigirte directamente al clítoris, bésala antes, toca sus senos, muerde sus muslos, aprieta sus glúteos. El chiste es que haya más estimulación que el puro placer sexual. Una vez que puedas enfocarte en el clítoris, circula el área alrededor primero para crear tensión y expectativa.

3- Baja el ritmo

Es obvio que dirigirte a su vagina va a causar un poco de nervios, pero esos nervios te harán acelerar el ritmo, y un ritmo rápido no servirá nada desde un principio. Baja la velocidad un poco y concéntrate en la zona que estás trabajando. Para empezar, usa tus dedos, tus labios y tu respiración, y luego sigue con la succión y la lengua.

4- Concéntrate en el exterior

El sexo conlleva penetración, y seguramente querrás hacer lo mismo con tu lengua, pero no es completamente necesario. En lugar de eso, concéntrate en el exterior, en los labios vaginales y el clítoris. Al contrario de lo que se ve en el porno, la mujer no quiere una penetración con las manos o la lengua, lo que realmente necesita es variedad y un buen ritmo, especialmente en el clítoris.

5- Usa lubricante

Solo porque vayas a usar tu boca no quiere decir que tus manos estén fuera de los límites. De hecho, con un buen lubricante y un buen ritmo con los dedos, podrías hacerla gozar en poco tiempo. Y aunque no quieras usar tus dedos, el lubricante es NECESARIO, porque ya sabes: entre más mojado, mejor.

Para ellos: un recorrido lento en busca de la explosión

1- Empieza calentando a tu pareja

Baja tu lengua desde su ombligo hasta la raíz de su pene, rodea la base… pero tranquila, no le des el premio mayor enseguida. Esto generará una expectativa grandísima, tanto que él va a quererlo ya.

2- Masajea su pene y testículos

Pasa tu lengua de arriba hacia abajo sobre el pene, sin meterlo en tu boca, y mientras que haces esto, acaricia sus testículos suavemente.

3- Corona del pene

Pasa tu lengua en círculos sobre la punta del pene, mientras con una mano estimulas el resto del miembro y con la otra los testículos. La idea es usar todos tus recursos para que él no sepa cuál de ellos le da más placer.

4- Succión con masaje

Mete el pene en tu boca hasta donde más puedas, sin que esto provoque una arcada (ganas de vomitar). Estira tu lengua y masajea su pene haciendo círculos con ella, subiendo poco a poco. Y con cada círculo que hagas, haz una succión para que las paredes de tus mejillas masajeen el pene.

5- Explosión

Ubícate de frente en la raíz del pene (donde terminan los testículos y empieza el miembro), lame insistente y suavemente esta parte mientras con una mano estimulas el pene y con la otra acaricias sus testículos suavemente… ¡Esto lo hará explotar!

Fuentes: emedemujer.com, pulzo.com, tn.com.ar, larepublica.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *