Categoría :

En la actualidad, el amor de pareja no siempre es sinónimo de unirse a alguien del otro sexo para formar una familia tradicional. Hoy existen multitud de formas de emparejarse, dependiendo de la preferencia de cada persona.

El patrón común en las nuevas relaciones de pareja es que no hay patrón. Lo que existe es un afán, a veces sin demasiado control, de explorar. Esto probablemente deriva de los grandes cambios culturales que se han consolidado, pero también de las altas dosis de sufrimiento y desencanto que han encarnado las parejas tradicionales.

Casi todo el mundo quiere algo muy simple: amar y ser amado. Sin embargo, ahora los caminos para llegar a ese objetivo son muchos. Todavía no existen estudios que ofrezcan conclusiones sólidas al respecto. Lo que sí se sabe es que las relaciones de pareja posmodernas son un hecho y que, día a día, muchos se suman a estas nuevas formas de entender el amor.

Aquí te presentamos cinco formas en las cuales se presentan estas nuevas formas de relacionarse entre las personas:

1. Híbridos

En realidad, los híbridos existen desde hace mucho tiempo. Sin embargo, hasta hace poco no se les dio nombre y «patente» de existencia. Es uno de los tipos de relaciones de pareja posmodernas cada vez más frecuente.

Los híbridos representan un tipo de relación que consiste en que uno de los miembros de la pareja se siente cómodo con la monogamia. El otro, en cambio, quiere tener varias relaciones a la vez. Se llega a un acuerdo y cada uno acepta las necesidades del otro.

En este tipo de relaciones, la mujer suele ser la monógama. Hay una asimetría evidente. Sin embargo, si se mira con cuidado, podría ser una forma razonable de integrar la incapacidad de ser fiel: si ambos miembros de la pareja están de acuerdo, no tiene porqué haber problemas.

2. Swingers

Los swingers fueron uno de los primeros nuevos tipos de relaciones de pareja posmodernas. Se trata de parejas que aceptan que ambos miembros tengan encuentros sexuales con terceras personas en espacios destinados para ello. Esto no implica establecer varios vínculos de pareja a la vez, sino mantener una relación central, pero sin pacto de fidelidad sexual.

En principio, los locales para swingers funcionaban en la más absoluta clandestinidad. Actualmente operan en cualquier parte y se han convertido en un modelo de negocio que ofrece múltiples servicios adicionales. Antes solo era una práctica de gente treintañera con ideas liberales. Hoy en día, hay swingers de todas las edades y condiciones.

3. Múltiples

Las relaciones basadas en citas múltiples son una especie de prueba de laboratorio controlada. Se trata de que una persona mantenga varias relaciones al mismo tiempo, pero sin que ninguna de ellas establezca un compromiso. Lo que se busca es “dejar fluir” las cosas y evaluar si alguna de las parejas transitorias podría llevar a algo más serio.

Las citas múltiples permiten que una persona explore las opciones a su alcance sin la presión de un compromiso. También implican un acuerdo. Cada uno de los involucrados sabe cuáles son las reglas del juego y las respeta. No hay engaño.

4. Poliamor

Es también uno de los tipos más extendidos de relaciones de pareja posmodernas. En este caso también se mantienen relaciones sexuales y afectivas con varias personas, pero se declara amarlas a todas. Cada uno de los vínculos se considera serio e involucra un compromiso.

Este tipo de relación es practicado por quienes consideran que no se puede, ni se debe, amar a una sola persona a la vez. Según esta perspectiva, en el corazón hay lugar para muchas relaciones simultáneamente. Por lo tanto, el amor no debe limitarse a la monogamia, ya que para ellos tiene mucho más que ver con la tradición que con las verdaderas necesidades humanas.

5. Flexisexuales

En los flexisexuales está involucrado un tema de género. De lo que se trata aquí es de explorar en el amplio sentido de palabra. Mantener relaciones sexuales con otros, sin importar su género. En este caso, lo que se busca no es exactamente una pareja para formar un vínculo a largo plazo. Lo que se quiere es mantener relaciones totalmente abiertas. Es una de las tendencias más fuertes entre los más jóvenes.

Los nuevos tipos de relaciones de pareja posmodernas hablan de un replanteamiento del concepto de amor. Particularmente, del amor de pareja. Las reglas siguen flexibilizándose y la idea del amor romántico sigue perdiendo terreno.

¿Nos llevará todo esto a aumentar nuestra sensación de libertad, bienestar o felicidad en las relaciones de pareja? Es una pregunta para la que aún no hay (y posiblemente no haya en el futuro) una única respuesta: cada pareja y cada persona podrán responder según sus propios intereses e inclinaciones.

Fuente: lamenteesmaravillosa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *