Categoría :

Dado que el sexo es una de las actividades que más interesan a la especie humana, pero no tiene la misma visibilidad que el resto de nuestras preocupaciones, los mitos sobre el tema se han multiplicado. Aunque en los últimos años las investigaciones sobre el sexo han avanzado mucho, y cada vez estamos más informados al respecto, hay afirmaciones completamente falsas que seguimos dando por buenas, aunque fueron desmentidas hace mucho tiempo por la ciencia.

Estas creencias equivocadas impiden a las parejas disfrutar de sus relaciones con naturalidad, y pueden incluso provocar trastornos sexuales o crisis de pareja. Por eso, para evitar problemas mayores, en este artículo te presentamos seis de los mitos más comunes y la verdad sobre ellos:

Mito 1 : «Existen dos tipos de orgasmos en la mujer: vaginal y clitorial»

La verdad es que en el orgasmo femenino siempre interviene el clítoris. Inclusive en aquellas mujeres que dicen que sólo logran el orgasmo con la penetración, se sorprenderían si supieran que lo obtienen porque el pene roza la entrada de la vagina y da pequeños golpes en la zona de la vulva. Todo lo que “siente” la vagina, lo siente porque “se lo presta” el clítoris, que domina la entrada del conducto vaginal. Por eso, para la mayoría de mujeres resulta dificultoso llegar al orgasmo únicamente con la penetración.

Mito 2: «La longitud media del pene es de 15 centímetros»

Aquí hay una gran diferencia entre los estudios que preguntan a los hombres cuánto mide su pene, y aquellos otros en que los profesionales realizan la medición correctamente: entre unos y otros puede haber una variación de 2 a 3 centímetros. La realidad es que el tamaño del pene (que se mide siempre erecto) varía enormemente entre los hombres, pero una longitud entre los 10 y los 19 centímetros es considerada normal.

Mito 3: «La masturbación es una práctica casi exclusivamente masculina, y es una señal de que algo en la relación de pareja no va bien»

Cada vez hay más mujeres que no se avergüenzan de disfrutar de su propio cuerpo. Tanto hombres como mujeres practican la masturbación a lo largo de su vida, sin que esto signifique en absoluto que su sexualidad sea precaria o encubra alguna patología. De hecho, la masturbación mutua puede convertirse en un buen juego para practicar con la pareja.

Mito 4: «Los hombres tienen deseos sexuales más fuertes que las mujeres»

No es cierto que el hombre necesite descargar su energía sexual más que la mujer. Esto varía según cada persona, pero no tiene relación con el género. No es extraño que un hombre diga alguna vez que no. Este mito muchas veces genera que el hombre tenga relaciones sexuales, aún sin ganas, provocando así encuentros frustrados. El hombre también puede tener falta de deseo sexual.

Mito 5: «Si la mujer no disfruta de las relaciones sexuales, es culpa del hombre»

Los bloqueos psicológicos y la falta de educación sexual son la causa más común de dificultad para llegar al orgasmo en mujeres. La calidad de un orgasmo  puede variar de un coito al otro. La originalidad o la frecuencia, pueden influir sobre la calidad de la siguiente experiencia sexual, como pueden influir también factores tales como la ansiedad, la culpa, la ira o la depresión. Por supuesto, juegan un importante papel la indiferencia de la pareja ante esta situación y el contexto donde se realiza la relación amorosa.

Mito 6: «Una mujer no puede quedar embarazada en su primera experiencia sexual»

Aunque parezca broma, todavía existen personas que creen en esta mentira absoluta. Esta situación no solo ocurre con frecuencia sino que además, biológicamente, no existe ninguna traba para que así sea. Por el contrario, los nervios de la primera vez pueden provocar que a la mujer se le adelante la ovulación, con lo que se facilita la concepción. Y por cierto, también es posible embarazarse durante la menstruación, ya que la ovulación no es infalible: diversas situaciones (el estrés, las emociones fuertes…) provocan que se pueda ovular mientras se menstrúa.

Fuentes: sexologobarcelona.net, elconfidencial.com, miarevista.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *