Categoría :

La Asociación de Viajes de Estados Unidos, organización que reúne a la industria del sector, publicó una encuesta según la cual viajar en pareja mejora la vida sexual. El estudio, realizado a partir de la opinión de 1.100 ciudadanos adultos, destaca además los efectos de esta mejora sexual en la continuidad de la pareja.

Cambio de contexto

El informe concluye que viajar con el compañero o la compañera permite establecer una relación más romántica, más íntima y equilibrada, lo que repercute directamente en la sexualidad, con más relaciones y de mayor calidad. Según los autores del estudio, ello es debido fundamentalmente a la mayor proximidad y al cambio de contexto.

Y es que durante las vacaciones la mayoría de hábitos y obligaciones pasan a ocupar un segundo plano: nos olvidamos del correo electrónico y de cuestiones rutinarias, dejamos de sufrir interrupciones y nos sentimos mucho más relajados.

Esta no es la única afirmación semejante: desde la sexología también se ha señalado que cambiar de contexto o escenario -como la visita a un motel para tener un encuentro íntimo, por ejemplo- renueva las relaciones de pareja. Es decir, que la novedad siempre genera el despertar de nuevas sensaciones, o de aquellas que se creían olvidadas.

Visión idílica

Aunque hoy viajar sea una actividad mucho más frecuente que en el pasado, todavía perdura una visión idílica. Los datos son claros: más de un 70% de las parejas opinan que un viaje inspira el romanticismo y una tercera parte de los entrevistados considera que una escapada de fin de semana es más romántica que recibir cualquier otro tipo de regalo.

Más de las tres cuartas partes de los viajeros en pareja consultados han manifestado tener una buena vida sexual; el 28% considera que ésta ha mejorado notablemente a raíz del viaje y de ellos, el 40% de ellos han declarado que la mejora se ha convertido en una situación permanente.

Esta opinión también es compartida por los viajeros de negocios que se acompañan en sus desplazamientos por sus parejas. Y de la misma forma se han expresado quienes aprovechan cualquier oportunidad para una escapada (por un fin de semana e incluso por algunas horas) a solas hacia un sitio distinto de los habituales.

Algunos expertos, sin embargo, consideran que viajar no siempre mejora las relaciones de pareja, en especial si existen problemas previos no resueltos. Aunque en muchas ocasiones los efectos son positivos, en otras pueden ser letales. Convivir permanentemente y por un tiempo más o menos prolongado, puede provocar enfrentamientos e incluso conducir a la ruptura. Pero vistos los resultados, resulta evidente que viajar no deja a nadie indiferente.

Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *