Categoría :

¡Sorpresa! Tus partes íntimas no son las únicas estrellas en el dormitorio. Además de ellas, también cuentas con 10 habilidosas herramientas para darle placer a tu pareja: tus dedos.

Saber cómo utilizar las manos durante el sexo nos permite llevar la creatividad sexual hacia otro nivel. Y esto cuenta tanto para los hombres como para las mujeres: a todos nos encanta que nos toquen, que nos acaricien, que nos masajeen… En otras palabras, tus dedos son capaces de desempeñar una estimulación sexual incomparable. Lo único que tienes que hacer es saber cómo convertirlos en tus propios juguetes sexuales.

A continuación te contamos 6 trucos para hacer que tu pareja se derrita solo con el tacto de tus manos:

1- Dibuja todo su cuerpo

Imagina que eres un artista que dibuja cada  borde y cada pliegue de su cuerpo con tus dedos. Esto hará que tu pareja se concentre en las diferentes sensaciones que le provocas.

Dibuja el borde de sus labios, el suave interior de sus muslos, la redondez de sus pechos, acaricia cada centímetro de su cuerpo de forma suave, apenas tocándola.

Tampoco se trata de hacerle cosquillas: tus dedos deben mantener el contacto con su piel, pero muy ligeramente.

Deja sus pezones y su clítoris -o su pene, en el caso de los hombres- para el final, e incluso entonces, aproxímate muy lentamente. Bordea su clítoris, no lo toques directamente durante un tiempo. Eso intensificará enormemente la experiencia.

2- Abre sus labios

Aunque durante el sexo oral tu lengua juega el papel protagonista, tus manos también merecen un poco de tiempo en el escenario.

Al extender los labios vaginales con tus dedos, harás que tu compañera se sienta más expuesta: para la mayoría de las mujeres, ese nivel de vulnerabilidad aumenta la excitación.

Además, al usar todas tus habilidades sexuales demuestras tu entusiasmo, lo que ayuda a que tu pareja se relaje y facilita la llegada del clímax.

Otra forma de darle utilidad a tus manos durante la fase oral puede ser tomar su mano y darle un rápido apretón. Esa es una fantástica manera de mantenerse conectados románticamente.

3- Deja que guíe tu mano

La intensidad y ritmo con que le masturbas pueden no resultarle del todo placenteras a tu pareja. Por ejemplo, cuando los hombres se masturban suelen hacerlo con un tacto bastante duro: si intentan imitarlo con una mujer, ejercen demasiada presión y pueden provocar dolor. En tanto, a las mujeres también puede llevarles un tiempo incorporar los cambios de intensidad, velocidad y presión que enloquecen a sus compañeros.

¿Cómo se puede arreglar este detalle? En estos casos, observar cómo se masturba tu pareja suele ser muy útil a la hora de aprender los tipos de contacto que le excitan. Y luego rompe con la timidez: toma la mano de tu compañero/a y enséñale las formas en que más te gusta que te acaricien.

4- Toma su cara mientras se besan

La calidad de un beso no solo radica en la habilidad que se tiene con la lengua, la forma en la que se interactúa con el resto del cuerpo también es una parte muy importante de un buen beso.

Al sostener su rostro mientras besas a tu pareja, demuestras que estás completamente centrado en ella. La atraes y le das más seguridad. Usar las manos puede hacer que la experiencia sea aún más memorable.

En ocasiones, esto tiene incluso más relevancia si aún no ha habido sexo entre los dos, ya que las mujeres son capaces de leer más cosas durante un beso que los hombres: si interactúas de forma correcta con tus manos durante un beso, es más probable que ella piense que también eres hábil en la cama.

5- Estimula a tu pareja durante el sexo

Existe una deprimente estadística: solo alrededor de una cuarta parte de las mujeres alcanzan el clímax durante las relaciones sexuales en sí mismas. ¿Qué mayor excusa necesitas para poner también las manos en acción?

En un estudio australiano realizado recientemente, el 71% de las mujeres que tuvieron un orgasmo durante su último encuentro dijeron que combinaban la estimulación manual y el coito.

6- Juega con su pelo durante el sexo oral

Cuando tu pareja decide darte placer con su boca, agradécele el favor jugando con su cabello. Al tocar o jugar con el cabello se fomenta una mayor conexión en la pareja. Es un gesto que ayuda a mostrar empatía hacia la otra persona.

En otras palabras, el simple hecho de pasar los dedos por su pelo hace que la experiencia sea mutua, como si ambos participaran en la acción.

Ahora ya sabes todo lo necesario para hacer que tu pareja no pueda resistir tus habilidades sexuales. ¡Solo tienes que darle uso a esas manitos!

Fuente: menshealth.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *