Categoría :

Por vergüenza o por pudor, todavía hay cuestiones sobre nuestra sexualidad que mucha gente no suele comentar en voz alta. Ni ellos ni ellas. Ni siquiera ante profesionales. Aunque se trate de asuntos que parezcan ya superados o explicados hasta el cansancio. Pero en las consultas de sexología todo se sabe. Y se explica.

1.  Soy eyaculador precoz, ¿qué hago?

Es un problema tan común como tabú. Distintos especialistas afirman que la prevalencia es del 30% en hombres de entre 18 y 50 años y, sin embargo, «no se oye hablar de ello en los bares». Según el caso se recomienda terapia, pero también no exigirse demasiado.

2. Practicar la «marcha atrás» para evitar embarazos no deseados, ¿es efectivo?

La respuesta es no. Pero todavía sigue siendo una duda frecuente en las mujeres. Los sexólogos señalan que el coitus interruptus implica grandes riesgos tanto de embarazo como de infecciones, y recuerdan que antes de eyacular, el hombre expulsa de forma incontrolada un líquido llamado preseminal, que contiene espermatozoides y hasta puede contener bacterias, de haberlas en su cuerpo. ¿La recomendación profesional? Usar preservativo desde el principio.

3. No tengo sexo con mi pareja

En este caso, son los hombres quienes más ocultan la realidad de una relación sin sexo. Los especialistas señalan que esto a veces ocurre tras un problema de erección del hombre, que ocasiona que ambos miembros de la pareja dejen de intentarlo. Si bien existen parejas que funcionan bien sin sexo, los sexólogos señalan que esto tampoco debería representar una obligación.

4. Creo que me masturbo demasiado. ¿Es malo?

Otra de las dudas tabú en ambos sexos es la frecuencia de nuestro autoplacer. Desde la sexología se asegura que la sociedad ha ido construyendo mitos y creencias erróneas en torno a la masturbación, cuando en realidad se trata de algo natural y saludable. No es una práctica buena ni mala en sí misma mientras se haga en condiciones de higiene, sostienen los especialistas.

5. Tengo el pene pequeño y me acompleja

En este punto, los sexólogos son tajantes: al mercado le interesa que los hombres deseen un pene más grande porque así comercializan pastillas o alargadores que no ofrecen ningún resultado real. En contra de lo que suele afirmarse, el tamaño del pene no está relacionado con la estética, ni con el placer que reciben el hombre o su pareja. Al mismo tiempo, los expertos señalan que hombres y mujeres tienen las mismas inseguridades, de modo que tienen la misma capacidad para ser buenos amantes.

6. Me masturbo, pero no quiero que mi pareja lo sepa

Aunque parezca increíble, es muy común dar por hecho que si tenemos pareja no nos podemos masturbar, o que nuestra pareja no lo hace porque está con nosotros. A ciertas personas les da vergüenza admitirlo y hay algunas a las que incluso les parece mal hacerlo: según los especialistas, esto ocurre sobre todo en el caso de las mujeres.

7. Me da miedo que me duela la primera vez

Es el temor de muchas mujeres que nunca han mantenido relaciones con penetración, así como que se produzca un pequeño sangrado. Esto puede ocurrir si se rasga un pequeño hilito a la entrada de la vagina, llamado himen, aunque no todas las mujeres lo tienen (puede rasgarse solo, en actividades como la danza, la gimnasia o la equitación) y tampoco es del mismo tamaño en todos los casos. ¿Un consejo? Es mejor si la chica es quien dirige el pene hacia su cuerpo, así controlará más la situación.

8. ¿Cómo funcionan los anticonceptivos hormonales?

Si son casi exclusivamente las mujeres quienes se preocupan por esta cuestión es porque estos métodos previenen del embarazo. Pero atención: los sexólogos remarcan que de las infecciones solo nos protege el preservativo. Estos anticonceptivos liberan hormonas en el cuerpo, impidiendo la ovulación, pero deben ser recetados por un médico ginecólogo.

9. Me cuesta mucho llegar al orgasmo

La dificultad orgásmica en la mujer, junto con la falta de deseo, es uno de los problemas más frecuentes en las consultas sexológicas. Hay mujeres que no llegan nunca y otras a las que les cuesta llegar pero, afortunadamente, existen pautas y ejercicios para conseguirlo. Lo principal es trabajar sobre la vergüenza que produce a veces el orgasmo, por la cantidad de sensaciones desatadas en un mismo momento. Si no trata el tema abiertamente, resolverlo es mucho más difícil.

10. ¿Puedo quedar embarazada si tengo sexo mientras estoy con la menstruación?

Igual que en el caso de la marcha atrás, la respuesta es sí. Y no solo se trata de riesgo de embarazos no deseados, sino también de transmisión de infecciones. Y cuidado con la idea de que las mujeres tienen días fértiles o no fértiles: en realidad, simplemente se trata de que existen más o menos probabilidades de que ocurra el embarazo, pero nunca hay imposibilidad absoluta de que suceda. Por eso, si la idea es no embarazarse, los expertos aconsejan protegerse todos los días con el preservativo.

Fuente: lavozdegalicia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *