Categoría :

Existen muchos remedios caseros para combatir el insomnio: uno de ellos es el sexo. El sueño y la sexualidad tienen una estrecha relación, más allá de formar parte del grupo de necesidades fisiológicas básicas del ser humano. La buena calidad del sueño y la vida sexual son claves para una salud y vida óptima.

Beneficios distintos

El sexo cuenta con unos beneficios distintos según seas hombre o mujer. Los hombres, se benefician aparentemente más de esta práctica, ya que debido a una cuestión fisiológica, concilian más rápido el sueño tras el sexo.

En cambio a las mujeres, el sexo no les induce el sueño, lo que sí les proporciona es un aumento significativo del nivel de relajación y bienestar, lo que ayuda al cuerpo a conciliar el sueño. Los niveles de estrógenos aumentan tras mantener relaciones y esto puede ayudar a dormir más profundamente y mejorar los ciclos REM.

Sexo vs. Insomnio

Uno de los principales causantes del insomnio es el estrés. La carga de trabajo y familiar, problemas económicos o de salud son algunos de los causantes del estrés. En muchas ocasiones no somos capaces de desconectar al llegar a la cama y comenzamos a pensar en todo lo que nos genera estrés y preocupación, dando paso al agobio y a la ansiedad.

Para poder dormir es necesario estar tranquilo y el sexo puede ayudar a conseguirlo. Está demostrado que las personas que practican sexo regularmente cuentan con unos niveles de serotonina elevados, ayudando a mejorar los niveles de estrés y ansiedad.

Al practicar sexo, el cuerpo libera endorfinas, las cuales son responsables de causar ánimos eufóricos. Por ello, el sexo ayuda a ver los aspectos que nos puedan preocupar de una manera más positiva.

Además, el sexo estimula la producción de oxitocina, esta inhibe la producción de cortisol, las hormonas del estrés y hace que te sientas más relajado.

Dormir mejora el estado de ánimo, por tanto tenemos más energía al día siguiente y somos más positivos. Esto ayuda tanto a la calidad de las relaciones de pareja como las relaciones con otras personas.

Fuente: flex.es, infosalus.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *