Categoría :

Para mantener relaciones placenteras con la persona que te gusta, debes prestar atención a los juegos preliminares. Todo cuenta, todo excita, por ello es muy importante que prestes atención a los detalles si quieres que tu pareja se sienta especial y que disfrute tanto como tú. Hoy queremos hablarte de algo que parece sencillo, pero que también tiene su truco: cómo desnudar a tu pareja en la cama. Si quieres descubrir cómo le gusta que lo hagas, tanto si se trata de un hombre como de una mujer, no dejes de leer el siguiente artículo.

Excitación y suavidad para ellas

1. En el juego del amor, la excitación es una arma muy poderosa y tú puedes llevar al cielo a una mujer si la haces disfrutar antes, durante y después del acto sexual. Si ya están «encendidos», es el momento que sepas cómo desnudar a una mujer en la cama para que sea un juego de sensualidad más. Ella lo está deseando tanto como tú, pero todo requiere de una técnica.

2. No vale desnudarla a las bravas. Una mujer no quiere que cualquiera le quite la ropa, ni tampoco que lo hagan de cualquier manera. Si quieres desnudar a una mujer para hacer el amor, primero deberán cumplirse tres factores claves que te permiten identificar el momento perfecto para pasar a la acción. Conócelos:
  • Ella debe estar excitada.
  • Debe mostrarse pasional y sentir atracción hacia ti.
  • Debes observar que se siente segura y preparada antes de hacerlo.

3. Para que ella se sienta sexualmente excitada debes estimularla, lo cual se consigue, generalmente, mediante algún tipo de contacto sensual/sexual. Besos apasionados, caricias, roces… Todo ello hará que ella sienta el deseo de mantener una relación y que el estado de guardia vaya bajando poco a poco, dando rienda suelta a la pasión. El proceso no es inmediato, deberás crear un clima ideal, dado que el momento de desnudarse será otro escalón más de estimulación para ella. Se trata de un juego, en el que ella intentará reprimirse para después descontrolarse.

4. Ahora que has entendido que la parte de desnudar a una mujer es muy importante, debes aprender cómo hacerlo correctamente. Comienza por las capas superficiales: primero deberás ir quitando todas aquellas prendas que a ella tampoco le importa realmente que le quites, mientras la besas, la tocas y la excitas a cada paso un poco más.

5. Cuando hayas acabado con la parte superficial, probablemente encontrarás alguna que otra muestra de resistencia. Recuerda: forma parte de un juego erótico que puede ser tan excitante como divertido. Debes lograr que ella sienta cada vez más confianza y ganas de ser desnudada, así que deberás entrar en el juego del avance y el retroceso, cediendo tú, cediendo ella, hasta que ella te indique que ha llegado el momento de ir por todo. Piensa que si en algún momento eres tú quien retrocede, incrementarás sus ganas y su curiosidad.

Deseo y desafío para ellos

1. Haz que lo desee. No está mal que te acerques sin avisar para empezar a desvestirlo, pero es mucho mejor si primero haces que él lo desee. Puedes comenzar por jugar con tu mirada, poner cara de deseo y acariciarlo por todas partes. No dejes pasar la oportunidad de hacerle sentir las ganas que tienes de disfrutar de su sexo y lo mucho que te gusta tocarlo.

2.Intégralo al juego. La  música es ideal para generar un ambiente romántico y sensual. Mientras bailas, ve acercándote a él. Con movimientos sensuales, sin perder el ritmo, ve desprendiendo la ropa de su cuerpo; primero la camisa, después el pantalón, hasta lograr tu objetivo.

3. Véndale los ojos. Para romper la tensión es recomendable que pongas música suave y tranquila. Una vez que tenga los ojos vendados ve quitando su ropa paulatinamente, mientras lo haces puedes acariciar y besar su cuerpo.

4. Desafíalo.  Por ejemplo a través de un juego de pregunta y respuesta, en el que el perdedor tenga que quitarse una prenda. Es una manera ideal de comenzar a desnudarlo.

5. Desvestirse mutuamente. Muchos hombres, al igual que las mujeres, sienten inseguridad sobre algunas partes de su cuerpo. Por ello, una buena opción es desnudarse juntos. Mientras él te quita la blusa, tú le desabrochas el cinturón. Recuerda, el placer siempre debe ser para ambos.

Fuentes: relaciones.uncomo.com, salud180.com, enamoraraunhombreenlacama.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *