Categoría :

En general, una vida sana se logra mediante hábitos que te conduzcan siempre a tu bienestar físico, mental y emocional. Y en este caso, la sexualidad es parte integral de una buena calidad de vida.

Un buen hábito sexual es aquella práctica que te protege a ti y a tu parejade una consecuencia indeseable en el futuro a causa de una relación, y además, son todas esas acciones que en conjunto te ayudan a disfrutar del sexo de forma integral.

Por ello, te brindamos algunos tips que te ayudarán a llevar una vida sexual plena y satisfactoria. Estos consejos, además de mantener siempre una adecuada higiene íntima, así como el uso continuo y correcto de métodos anticonceptivos, te ayudarán a disfrutar al máximo de tu sexualidad y la de tu pareja. ¡Practícalos!

1. Aprende a conocerte.

La sexualidad es, ante todo, algo personal. Aprende a verte desnudo, a conocer las formas de tu cuerpo y la manera en que este reacciona a las diferentes caricias. De esta forma podrás llegar a la relación sexual en pareja con más confianza de lo que buscas y con mayor disposición para disfrutar, pues te sentirás con menos inhibición.

2. Establece límites.

También es bueno recordar que la sexualidad de una pareja es cosa de dos, y que las decisiones al respecto siempre deben ser compartidas y consensuadas. No se trata de sólo complacer los deseos de la otra persona o los propios. Primero reconoce tus límites y luego aprender a marcarlos, para que no sientas que haces algo por presión de tu pareja o sin tener la completa seguridad de que quieres hacerlo.

3. Infórmate.

Continúa educándote en temas de sexualidad, dado que no solo te dará ideas para disfrutar del sexo, sino también una sensación de confianza y seguridad para saber lo que quieres, lo que puedes y lo que debes (o no), hacer en la cama. Hay gran cantidad de información disponible en la red, pero cuidado: trata de buscar fuentes serias y rigurosas para no correr riesgos.

4. Compromiso.

La fidelidad es un buen hábito para disminuir el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, además de que la conexión emocional que logras con tu pareja es mucho mayor de esta forma. Disfruta tus relaciones con más serenidad y crea una complicidad entre los dos, que los llevará hacia la cama con alta confianza, emoción y paz.

5. Ejercítate.

Además de darte una incomparable sensación de bienestar, tendrás mejor capacidad respiratoria, mejor resistencia física, más ánimo y energía, elementos que bien te sirven en la cama. Por otro lado, te ayudará a llegar de mejor forma a la edad adulta y a lidiar mejor con los cambios hormonales que tu cuerpo experimentará.

Fuente: salud180.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *