Categoría :
Estas posturas sexuales atrevidas harán saltar chispas entre tú y tu pareja.

Es fundamental que la pareja no caiga en la monotonía, ya que esto podría provocar que las relaciones sexuales se vuelvan algo aburridas y, a la larga, terminen por eliminar la pasión entre la pareja. Por eso a continuación te mostramos cinco posturas sexuales muy atrevidas que te sorprenderán.

Explotar el erotismo y la sensualidad de cada uno en la intimidad puede hacer que el ambiente resulte más excitante. Al mismo tiempo, al corroborar que la sensualidad también puede formar parte de uno, la autoconfianza se eleva y entonces es posible dejarse llevar más por el placer.

Si deseas vivir una experiencia de pasión y sensualidad, y si te gusta experimentar cosas nuevas, estas posturas son ideales para ti.

1. La francesa

Para esta posición el hombre se deberá encontrar sentado, apoyándose sobre la mano derecha, con las piernas estiradas. La mujer debe colocarse de espaldas. Ella se deberá encontrar arrodillada, apoyada en los brazos y llevando el ritmo del movimiento. El hombre puede con su mano acariciar el cuerpo de su pareja mientras ambos disfrutan del encuentro íntimo. En esta posición la mujer tiene el control absoluto de la penetración.

2. La silla eléctrica

Esta es una de las posturas más atrevidas que pueden hacer de un encuentro una verdadera experiencia de placer. Primero el hombre deberá sentarse en una silla, luego, la mujer se sentará sobre él para así quedar cara a cara, a partir de ese momento, con movimientos lentos y sensuales, ambos deberán excitarse hasta dar inicio a la penetración. Esta postura puede llevarse a cabo tanto de una forma lenta y suave, como con balanceos algo más intensos. La penetración en esta posición es profunda y estimulante.

3. El misionero enrollado

Esta postura viene a ser una variante del misionero. Para realizarla, solo deben colocar una almohada debajo de la espalda de la mujer para variar el ángulo de inclinación y, así, lograr una penetración intensa. La mujer debe flexionar y levantar las piernas para situarlas a los lados de las caderas del hombre, mientras la penetra.

4. El dragón

Esta viene a ser una postura similar a la del perrito, para practicarla, la mujer debe colocarse “en cuatro” sobre la cama. El hombre permanece de pie, se acerca y toma a su compañera por las caderas mientras la penetra. Esta postura además de ser atrevida, ofrece la ventaja de que permite practicar tanto sexo vaginal como anal.

5. La estrella

La mujer se encuentra acostada, sobre la espalda, con una pierna estirada y la otra doblada. El hombre se coloca sobre ella, pasando una pierna por debajo de su pierna doblada y poniendo uno de los brazos hacia atrás, para apoyarse. Esta postura puede resultar un poco cansada, aunque es muy estimulante, ya que la mujer puede acariciar el cuerpo del hombre o su propio cuerpo durante el acto sexual.

Fuente: sumedico.lasillarota.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *