Categoría :

1) Redescubre el arte del beso… Bésense durante 15 minutos, sin tocarse NADA debajo de la cintura.

2) ¡Acaricia los pies de tu pareja! Los pies están repletos de terminaciones nerviosas y acariciarlos es tan erótico como relajante.

3) Una manera más sensual y sexy de dar masajes es tratar de acariciar la piel de tu pareja lo más suavecito posible, ¡casi sin tocarla! Ya verás los escalofríos que le provocas.

4) (Para mujeres) La próxima vez que salgan a cenar, vé al baño un momentito, quítate la ropa interior y colócala dentro del bolsillo de tu pareja cuando vuelvas a la mesa.

5) Usa diferentes texturas para acariciar la piel de tu persona amada. Gamuza, piel, encajes, goma, seda… Cada una provee sensaciones muy particulares.

6) Tócate frente a tu pareja. No sólo le estarás dando un espectáculo erótico sin igual, sino que también podrá aprender de tu técnica para mejorar como amante.

7) Rompan con la rutina… Hagan lo opuesto de lo que hicieron la última vez que tuvieron relaciones. ¿Fue de mañanita? Entonces ahora háganlo de noche. ¿En el cuarto? ¡Intenten la cocina!

8) ¡A gemir se ha dicho! La mayor parte de las personas se excita muchísimo al escuchar los gemidos de su pareja.

9) Enséñale exactamente cómo te gusta que te toquen. Coloca tu mano sobre la suya y sírvele de guía.

10) Véndale los ojos. Sus otros sentidos –particularmente el tacto– se agudizarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *